miércoles, 27 de julio de 2016

El síndrome de las esposas de Stepford

Haciendo zapping una tarde me enganché un rato con la peli de Nicole Kidman Las esposas de Stepford. Te cuento lo básico sin arruinártela por si no la viste: Cuando Nicole se muda con su familia a Stepford su vida es un completo caos: tiene una crisis nerviosa porque la despidieron de su trabajo, no se lleva bien con sus hijos y encima su matrimonio también está en crisis. Por todo lo que le pasa no puede dormir, no puede dejar de fumar, y se dedica a tomar una cantidad poco saludable de antidepresivos. 

Ella no puede entender porque no puede ser tan perfecta como las otras mujeres de Stepford, que parecen salidas de una revista, siempre están impecables, y además son perfectas amas de casa. Bueno, así me sentía yo cuando me comparaba (una muy mala costumbre que tengo) con otras emprendedoras y/o blogeras, aunque no fumo ni tomo antidepresivos. Durante un tiempo estuve confundida e insegura sin encontrar ninguna solución y hasta pensé en dejar el blog. 

Por suerte las emprendedoras y/o blogeras somos sociables (internet nos cría y Facebook nos junta) y gracias a algunas maestras que tuve, aprendí varias cosas importantes: Primero, que no es indispensable ser una completa experta en un tema (o varios) para escribir un blog. Siempre va a haber alguien interesado en leer lo que queramos compartir. Segundo, que un blog va cambiando y evolucionando según vamos aprendiendo y creciendo con él. Y tercero, que lo experta que puedas ser sobre un tema depende de tu público. Para mi hija soy la mejor pastelera del mundo, aunque a veces por un descuido se me quemen los panqueques. Ahora que sé esto, mi próximo objetivo es seguir aprendiendo para poder compartir lo que aprenda con quien desee acompañarme. 


sindrome-esposas-Stepford

PD: Les dedico este post a María Paula Kumert y a Gabriela Higa que me dieron las ideas para escribirlo. 

6 comentarios:

  1. Hola Romi! Gracias por la dedicatoria!!!

    Comparto con vos al 100%, yo también me sentía así.. Bah, en realidad la vocecita que dice "no sos tan buena" la tengo todos los días, pero trato de no escucharla.

    Creo que con la única que me tengo que comparar es con la que fui ayer, con tal de saber que hoy crecí aunque sea un poquito.

    Te mando un beso grande!!

    Gab

    PD: a mi también se me queman los panqueques jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabi! Vos me ayudaste mucho en el proceso, te mando otro beso.

      Eliminar
  2. ¡Qué honor! Gracias por la mención. Y aquí estoy, dispuesta a acompañarte. :)

    ResponderEliminar
  3. Creo que ya descubrí como comentar en bloguer....
    Y las habemos también a-sociales!
    Bueno, mi concepto de escribir en un blog es diferente al de otras blogueras, por lo que pude ver, pero desde mi concepto 8no lo tomo como un emprendimiento sino como una especia de libro-virtual, "mi" libro virtual), si te hace bien escribir, y lo disfrutas, entonces ya tiene éxito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí! La verdad, no se me ocurrió esa categoría, pero quizás debí aclarar que lo de "ser sociable" pasa más por el mundo virtual. En el mundo fuera de la PC suelo ir del jardín a casa y de casa al centro terapéutico, y de vez en cuando a la obra social para pelearme un poco y no perder la costumbre...Así que mucho tiempo para sociabilizar fuera de las redes sociales no me queda.

      Eliminar